Julio – Nacimiento del Libertador Simón Bolívar

Nacimiento del Libertador Simón Bolívar

 

Nacimiento del Libertador Simón Bolívar

Un 24 de julio de 1783, nació en Caracas Don Simón Bolívar, considerado como libertador y forjador de la independencia de los países latinoamericanos: Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela. Por ello cada 24 de julio, se conmemora su nacimiento.

 

En la ciudad de Caracas, nació el 24 de julio de 1783, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad de Bolivar y Palacios, proveniente de un aristocrático matrimonio, cuyos padres fueron don Juan Vicente Bolívar y Ponete; y doña María Concepción Palacios y Blanco.

A la edad de 14 años, Bolívar ingresó como cadete de las milicias de Blancos del Valle de Aragua, y dos años más adelante, ya era subteniente. Luego, en el año 1799, viajó a España, y allá desarrolla totalmente su completa vocación. También, conoce las ideas y doctrinas de grandes filósofos españoles que sostenían el principio de la soberanía popular, rechazando los poderes absolutos reconocidos al rey.

En España se sintió fascinado por el genio de Napoleón Bonaparte, y alternó en los círculos intelectuales y políticos más elevados, entre ellos con el sabio Alexander Von Humboldt quien le manisfestó su opinión de que ya su país estaba listo para la independencia.

En el año 1805, visitó Roma con Simón Rodríguez, y es así que Bolívar juró en el Monte Sarco “Qué no daría descanso ni reposo a su alma has romper las cadenas del opresor español”, juramento que luego supo cumplir.

Nacimiento del Libertador Simón Bolívar
 Libertador Simón Bolívar

Simón Bolívar contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

Le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en Venezuela que, tras serle ratificado en Caracas, quedó asociado a su nombre. Los problemas para llevar adelante sus planes fueron tan frecuentes que llegó a afirmar de sí mismo que era “el hombre de las dificultades” en una carta dirigida al general Francisco de Paula Santander en 1825.

 

Deja un comentario