Agosto – Muerte del General don José de San Martín

Muerte del General don José de San Martín

 

El 17 de Agosto se celebra el Aniversario de la Muerte del General Don José de San Martín.

El General Don José de San Martín, fue uno de los hombres más comprometidos con la Emancipación Americana. Nació el 25 de febrero de 1778 en Yapeyú, provincia de Misiones-Argentina; su educación la inició en Buenos Aires y a la edad de 8 años viajó a España para continuar sus estudios en el Seminario de los Nobles de Madrid. A los 12 años se enroló al ejército español, participando en muchas batallas.

Regreso luego a Buenos Aires para luchar por la libertad de su país, independizó luego Chile y Perú el 28 de julio de 1821.

Fallece el 17 de agosto de 1850 a las tres de la tarde, a la edad de 72 años en la ciudad de Boulogne Sur Mer-Francia, 30 años después sus restos fueron repatriados a su ciudad natal, Buenos Aires.

Un día como hoy, 17 de agosto, se conmemora el aniversario de la muerte del general José de San Martín, libertador del Perú.

Nació en Yapeyú (Provincia de Corrientes – Argentina) el 25 de febrero de 1778. Siendo aún niño, viajó con su familia a España, educándose en la vida militar en dicho país.

Al enterarse de la difícil situación en la que se encontraba Argentina y el resto de las colonias, retorna a su país en 1812. La Junta de Gobierno le encomienda la formación de un escuadrón de granaderos a caballo, nombrándolo comandante.

En ese mismo año contrae matrimonio con doña María de los Remedios de Escalada. Al siguiente año, vence en San Lorenzo al ejército realista. Tras la declaración de independencia de las Provincias Unidad de Río de la Plata (1816), es nombrado General en jefe del Ejército de los Andes, tras lo cual en 1817 inicia la marcha para cruzar los Andes hacia Chile, donde vence a los realistas en Chacabuco, nombrando a Santiago a O´Higgins como director supremo.

Marcha hacia el Perú en 1820. Apoyado por la flota del escocés Lord Cochrane, logra controlar toda la costa del Pacífico. Negocia la paz con el virrey Joaquín de la Pezuela, firmando poco después el Pacto de Punchauca con el virrey José de la Serna, en el que se acuerda que España enviaría a algún príncipe de la familia real, pero los oficiales realistas no aceptan dicho trato.

Se reanuda la lucha, durante la cual San Martín declara el 28 de julio de 1821 la independencia del Perú. En Lima, es nombrado Protector del Perú, convocando un Congreso Constituyente para superar las diferencias entre los líderes de la revolución. En 1822 parte a Guayaquil para entrevistarse con Simón Bolívar, donde conversaron acerca del futuro régimen del Perú y la posibilidad de anexarlo a la Gran Colombia.

San Martín pretendía consolidar un gobierno monárquico en el Perú, lo cual no fue aceptado por la burguesía limeña. Con la salud quebrantada y cansado de ir contra la corriente, renuncia al mando en septiembre de 1822, cediendo su cargo a Bolívar.

En Francia, el 17 de agosto de 1850, «el Santo de la espada» dejó de existir. Su corazón descansa en Buenos Aires, en la Catedral de la ciudad, donde dos granaderos le rinden guardia permanente y brilla por siempre un fuego encendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *