Enero – Nacimiento del Gran Pintor Ignacio Merino

Nacimiento del Gran Pintor Ignacio Merino

 

Nombre de nacimiento: Ignacio Merino Muñoz
Fecha de nacimiento: 30 de enero de 1817, Perú
Fallecimiento: 17 de marzo de 1876, París, Francia
Años activo: Siglo XIX
Alumno de: Raymond Monvoisin
Causa de la muerte: Tuberculosis

(Piura, 1817-París, 1876) Pintor peruano. Influido por la escuela romántica francesa, realizó acuarelas y dibujos de tono romántico, inspirados en temas del pasado. Es autor de una serie de composiciones con temas populares peruanos, como Santa Rosa de Lima y Fray Martín de Porres.

Ignacio Merino nació en el seno de una familia distinguida de origen español, asentada en la ciudad de San Miguel de Piura, en la costa norte del Perú. En París transcurrió su infancia y concluyó su bachillerato, iniciándose en el arte de la pintura en los talleres de Raymond Monvoisin y Paul Delaroche. Completó su primera experiencia artística en Italia, retornando a la edad de 21 años a su patria.

 

Ignacio Merino
                              Ignacio Merino

En la capital de la República fue primero subdirector y luego director de la Academia de Dibujo y Pintura y catedrático de dibujo en el Convictorio de San Carlos. En la Academia tuvo algunos discípulos brillantes que más tarde destacarían en la plástica nacional, como Francisco Laso, Luis Montero y Francisco Masías.

De nuevo en Europa, perfeccionó sus observaciones del arte mediante los periplos que efectuó por España, Holanda y, nuevamente, por Italia, resolviendo establecerse definitivamente en París. En la capital francesa fue el primer maestro peruano que alcanzó una posición de renombre, llegando a recibir la Medalla de Honor en la Exposición de Bellas Artes.

La temática de muchos de los cuadros de este artista se inspira en obras literarias españolas, inglesas y francesas, manifestándose así su vena romántica y el gusto por asuntos de carácter histórico y dramático recogidos de William Shakespeare, Miguel de Cervantes, Walter Scott, etcétera. Colón en SalamancaLa mano de Carlos V o Hamlet son ejemplos relevantes de esa tendencia. Pero, junto con ello, manifiesta las iniciales propensiones de ciertos pintores nacionales en plasmar asuntos relacionados con su país, como en sus retratos de los santos limeños Martín de Porres y Santa Rosa, o en las estampas costumbristas La jarana y Limeña en el portal.

Deja un comentario